Follando a mi esposa con el tanga puesto

Follar a tu esposa es una de las mejores cosas que hacer en tu casa. No solo es el hecho de que tiene a un mujer sedienta de tu gran polla, sino también la comodidad de poder hacerlo donde quieras y como quieras. A mi esposa me la he follado con la tanga puesta en muchas posiciones. Siempre me gusta ver su gran culo contra mí o lamer su coño hasta quedar satisfecho de sus jugos.

Cuando ella no tiene muchas ganas de follar y de moverse ella se pone en pompa y solo le tengo que apartar el tanga a un lado y meter mi polla para penetrar el coñito de mi mujer que no se queja para nada, ella lo disfruta y solo tarda un par de minutos antes de que comience a gemir y a pedir que lo meta más y más dentro de su coño hambriento por mi polla.

Me gusta verla en varias posiciones para así poder detallar su cuerpo lleno de curvas, así también como ver lo jugoso que se ve su coño una vez he terminado de follarmela lo más duro que puedo. Lo grabo con una cámara de vídeo en mano para ofrecer así unos buenos planos de esta follada a la hora de la siesta.

Ella siempre quiere ver los videos y termina igual de cachonda que yo para volverlo hacer.

Add a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.